Un paraíso en medio del desierto

Si quieres apreciar las maravillosas dunas de los desiertos sin tener que ir hasta el Sáhara puedes hacerlo en Perú. 


Concretamente en la provincia Ica. Esta zona es un desierto lleno de hermosas dunas que los viajantes aprovechan para realizar deportes de riesgo y ofrece unas hermosas vistas típicas de los oasis del desierto del Sáhara.


Huacachina es el nombre del magnífico oasis que se encuentra en el desierto de Perú. Está situado concretamente en el sur-oeste de Perú, en la provincia de Ica y es una zona casi desierta, su población es de poco más de 100 habitantes.


Este pequeño pueblo fue construido alrededor de un lago natural formado en el desierto peruano. Por esta razón se le llama Huacachina, Oasis de América.

Este puede ser un lugar perfecto para unas vacaciones. Aunque la población no sea exagerada sí que reciben viajeros de alrededor del mundo que van atraídos por las maravillosas dunas del lugar. E incluso para practicar deportes en estas dunas como el snowboard aunque no se trate de nieve, sino de arena.


Este oasis está rodeado de numerosas dunas, que se elevan desde el suelo hasta varios metros de altura, llegando a ser muy similar a las colinas reales.  Por eso resulta tan atractivo para los viajantes porque es como estar en el auténtico Sáhara. Si no tienes la oportunidad de pder ir al Sáhara pero te apetece disfrutar de las sensaciones que pueden ofrecer las montañas de arena de esa zona el Oasis de Perú es una forma genial de disfrutar de esta maravilla. Ideal para aquellos que vivan cerca de la costa del Pacífico.


Huacachina con el tiempo se ha convertido en un paraíso para los turistas, y ahora está llena de hoteles y restaurantes que rodean la laguna azul. La población local sobrevive gracias al turismo, que atrae a los amantes del deporte para practicar los deportes más originales en pleno desierto. Entre los años 40 y 50 Huacachina había sido el lugar de vacaciones para las familias peruanas más ricas pero hoy en día está al alcance de todo el mundo y todos podemos disfrutar de su paisaje y aventuras.
La promoción del turismo del lugar comenzó en los años 90 y a día de hoy Huacachina es el destino favorito de los viajeros que cruzan el Perú con mochila y a pie. Por desgracia, con el tiempo, las aguas de la laguna empezaron a reducirse y su nivel ha bajado tanto que ahora es necesario recurrir a fuentes externas para evitar que el lago se seque. Aún así, todavía podemos disfrutar de este oasis aunque no sea del todo natural…


No hay comentarios: