Tu corazón quiere que hagas ejercicio

Para reducir el riesgo de padecer una insuficiencia cardíaca se recomienda hacer deporte de forma constante y regular.

Aunque muchas personas tienden a olvidarse de ello, el deporte es muy bueno para la salud. Tanto para el cuerpo como para la mente.
El Dr. Kasper Andersen, un médico de la Universidad de Uppsala, a través de un largo estudio realizado junto con sus colegas llegó a la conclusión de que el ejercicio diario puede reducir significativamente el riesgo sufrir una insuficiencia cardíaca. Una enfermedad debilitante y muy grave muy común en los adultos y ancianos.
Para llegar a esta conclusión, los expertos examinaron una muestra de casi 40.000 adultos de todas las edades que les han ido proporcionando información de forma regular sobre su propia salud, con respecto a su estilo vida, a lo largo de todo el estudio.
Los voluntarios fueron controlados durante varios años, y al final del estudio, el 4% de ellos habían sido hospitalizados por insuficiencia cardíaca. La insuficiencia cardíaca es una condición que resulta en la incapacidad del corazón para bombear suficiente sangre y oxígeno a los otros órganos del cuerpo. Por eso el cuerpo se debilita y no funciona correctamente.
De acuerdo con las conclusiones de la investigación, publicadas en la revista Circulation: Heart Failure, las personas que han realizado al menos una hora de ejercicio moderado o vigoroso haciendo ejercicio media hora todos los días, han visto reducido considerablemente (en un 46% para ser precisos) el riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca.
“El estudio demuestra que los altos niveles de actividad física se asocian con un riesgo significativamente menor de insuficiencia cardiaca”, explicó el doctor Kasper Andersen.
Es importante señalar que esta investigación ha revelado un vínculo, pero no una relación de causa-efecto entre la actividad física y un menor riesgo de insuficiencia cardíaca.
Dicho esto, es bien sabido que la actividad física ayuda a reducir el riesgo de presión arterial alta, que es, sin duda, es un factor de riesgo para padecer insuficiencia cardíaca.
Además, hacer deporte también reduce las posibilidades de sufrir obesidad y diabetes.
Con todo ello se puede asegurar que hacer deporte de forma regular es beneficioso para nuestro corazón y se puede relacionar de algún modo con la reducción de casos de personas que padecen insuficiencia cardíaca. 


No hay comentarios: