Cómo tener cura del cabello durante el embarazo

Cuando estamos embarazadas no podemos usar cualquier producto que haya en el mercado para mantenernos hermosas y sanas. Hay que elegir siempre los productos que nos vayan bien y que no nos perjudiquen, ni a nosotras ni al bebé. 



Para el cuidado del cabello ocurre lo mismo y por eso, si quieres mantener una cabellera sana y llena de vitalidad, puedes recurrir a los remedios naturales y seguir una serie de consejos que te ayudarán a mantener tu pelo fuerte y resplandeciente. 



Con el fin de cuidar el cabello durante el embarazo es mejor utilizar única y exclusivamente los recursos naturales. 


En este artículo te enseñamos los mejores remedios que puedes usar para cuidar tu pelo y mantenerlo sano y con vitalidad.

Cómo cuidar el cabello durante el embarazo?


Obviamente no podemos usar productos que sean demasiado agresivos ya que podría ser perjudicial para nuestro pelo y para nuestro bebé. El cuero cabelludo y el pelo durante el embarazo deben ser tratados con el máximo mimo y cuidado posible para que se mantenga fuerte y vital y eso sólo podemos lograrlo con productos que no sean agresivos, por eso lo ideal es utilizar productos naturales.
Trataremos de utilizar siempre productos naturales que no contengan ingredientes químicos, sino que provengan de la naturaleza. Comprobar el INCI de los productos que usamos para nosotros (y también los productos para el cuidado del cuerpo de los niños) es de suma importancia.

Consejos para el cuidado del cabello:


   »   El pelo se debe lavar con un champú especial y que siempre debemos elegir dependiendo del pelo que tenemos.  Trata de utilizar productos que hagan poca de espuma y que no requieran varios pasos para utilizarlos. Con un lavado debe ser suficiente.
   »   Lavar con cuidado y no demasiado a menudo. No te laves el pelo todos los días, eso hace que se debilite demasiado.
   »   Enjuaga el pelo con agua tibia.
   »   También es recomendable utilizar aceites naturales, como el aceite de oliva o manteca de karité para hidratar y proteger de manera efectiva.

→   Para el cabello seco


Utiliza aceite de oliva o aceite de almendras ( también los puedes utilizar contra las estrías durante el embarazo y para eliminar la costra láctea de la cabecita del recién nacido) o el aceite de jojoba.

→   Para cabello graso


Si tu pelo tiene tendencia a engrasarse puedes optar por usar productos de limón y ortiga, capaces de restaurar la ligereza al cabello.
Muchas mujeres se quejan de la pérdida del cabello en el embarazo (incluso ocurre con mayor frecuencia durante la lactancia). Por eso es importante intentar evitar hacerse tratamientos como permanentes o tintes agresivos durante la gestación. utiliza únicamente productos que estén diseñados especialmente para embarazadas porque el pelo es una de las zonas que más se ve afectada por culpa de pensar que no pasa nada por teñirse o hacerse la permanente. Incluso es bueno tenerlo en cuenta para la sensibilidad del cuero cabelludo que puede reaccionar con alergias desagradables.
Por último, para fortalecer el cabello y prepararse para el nacimiento del niño es recomendable cortarse el pelo. Piensa que una vez nazca el pequeño te costará bastante buscar un momento para ir a cortarte el pelo, a menos que te lo hagas en casa.

No hay comentarios: