Todo lo que tienes que saber de la hipotensión

Hipotensión

La presión arterial baja se conoce como hipotensión se da cuando los valores de la presión de reposo son menores de 90/60  mmHg , y en sí mismo no es un problema patológico.




De hecho muchas veces se desea la presión sanguínea baja como condición fisiológica normal ya que es una condición favorable que protege contra el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Cuando una persona sufre hipotensión se siente cansada con sensación de tener sueño, tiene dolor de cabeza y siente debilidad en el cuerpo.

La hipotensión alcanza su mayor incidencia en relación con el verano, ya que el calor provoca la vasodilación de nuestras venas y incrementa la sudoración y con ello también aumenta la pérdida de minerales. Todo esto hace que baje la presión arterial.





Las personas que tienen esta condición fisiológica deben tomar precauciones en el período de verano, para evitar sufrir una serie de trastornos que, en casos extremos, también puede conducir a un desmayo o síncope.

En ocasiones, ante una bajada de tensión fuerte, nuestro cuerpo reacciona produciendo la pérdida de los sentidos. Esto no es más que un sistema de auto-defensa que usa nuestro organismo.  Si esto ocurre, debemos estirarnos. Al estirar el cuerpo facilitamos el retorno del la sangre desde las piernas hasta el corazón recuperando la presión.




La hipotensión se suele dar sobre todo en mujeres y en atletas.


Durante el embarazo se puede dar un caso de hipotensión, y esto es debido a la progesterona, una hormona que se produce durante el embarazo y que induce una vasodilatación marcada con consecuente reducción de la presión.

Otra cosa es la presión arterial patológicamente baja, lo que suele estar vinculado a la presencia de otras enfermedades como el ictus, taquicardia, arritmias, diabetes, quemaduras extensas,etc.

Cuando la hipotensión es debida al calor excesivo o a una disminución de glucosa en sangre puede ayudar a aumentar el suministro de agua y la sal en la dieta.



¿Un remedio natural y rápido ? un vaso de agua y azúcar, o simplemente poner una cucharadita de azúcar bajo la lengua para que se absorba rápido y actúe rápido.


Otros remedios naturales:


Espino blanco. Tomar una infusión tres veces al día.


Fumaria. Tomar una infusión tres veces al día.

Tila. Es un poco hipertensiva y puede darse en casos en que tengas la presión baja.

Genciana. Una cucharada en una taza de agua. Dos veces al día.



Como alimentos que pueden ayudar a aumentar la presión en caso de tener la tensión baja destacamos el cacao, el café y el té.



No hay comentarios: