Todo lo que tienes que saber del ajo


AJO (Allium sativum L.)
Otros nombres: Aja. Ajo andaluz. Ajo blanco. Ajo castañuelo. Ajo castellano. Ajo común.  Ajo común y hortense que se come. Ajo cultivado. Ajo diego. Ajo doméstico. Ajo morado. Ajos. Ajo sanjuanero. Ajo silvestre. Ajos porros. Rocambola.
Familia: Liliáceas.

Descripción: 

Planta perenne con hojas planas y delgadas, de hasta 30 cm de longitud. Las raíces alcanzan fácilmente profundidades de 50 cm o más. 

El bulbo, de piel blanca, forma una cabeza dividida en gajos que comúnmente son llamados dientes. Cada cabeza puede contener de 6 a 12 dientes, cada uno de los cuales se encuentra envuelto en una delgada capa de color blanco o rojizo. Cada uno de los dientes puede dar origen a una nueva planta de ajo, ya que poseen en su base una yema terminal que es capaz de germinar incluso sin necesidad de plantarse previamente. 

Este brote comienza a aparecer luego de los tres meses de cosechado, dependiendo de la variedad y condiciones de conservación. Las flores son blancas, y en algunas especies el tallo también produce pequeños bulbos o hijuelos. Un par de semanas antes de que el ajo esté dispuesto para ser cosechado, brota un vástago redondo que tiende a enroscarse que le llaman porrino; este porrino es una delicia gastronómica.

Una característica particular del bulbo es el fuerte olor que emana al ser cortado. Esto se debe a dos sustancias altamente volátiles, la aliina y el disulfuro de alilo.

Partes de la planta de uso médico: Los bulbos jóvenes.

Sustancias activas: 

Alicina, con propiedades antibióticas, vitamina A,B1 y C, amida del ácido nicotínico. Contiene hormonas que actúan de modo similar a las hormonas sexuales masculinas y femeninas, fermentos,colina, ácido hidrorodánico y yodo.

Propiedades: 

Existen diferentes campos de acción en esta planta; unos aceptados por la medicina tradicional y otros solo por la popular. Estos son algunos de los beneficios que podemos encontrar con el uso de esta planta:

El homeopático “Allium sativum” se emplea en los casos de:
  • Bronquitis crónica.
  • Dolores musculares.
  • Envejecimiento prematuro.
  • Trastornos digestivos.
  • Reuma.

Indicaciones Académicas: Las sustancias que contiene indican que puede resultar eficaz en:
  • Aparato Digestivo: Cólicos intestinales. DispepsiaFlatulencias (exceso de gases). Espasmos intestinales.
  • Arteriosclerosis.
  • Colesterol.
  • Debilidad general.
  • Envejecimiento de los vasos sanguíneos en piernas, ojos y cerebro: el ajo actuará como un vasodilatador mejorando la alimentación de los tejidos.
  • Hipertensión arterial.
  • Trastornos de la bilis.
Como remedio casero: Se utiliza para fines medicinales desde hace más de 5.000 años. 
  • Aparato Digestivo: Cólicos. DispepsiaEspasmos intestinales. FlatulenciasInfecciones gastrointestinales. Parásitos intestinales.   
  • Aparato Respiratorio/Neumología: AfoníaAsmaBronquitis.BronquiectasiaCatarrosNeumoníaPulmoníaResfriados.TuberculosisTosTos ferina.
  • Sistema Circulatorio/Vascular: Arteriosclerosis. Flebitis. Insuficiencia circulatoria. Lesiones en vasos periféricos. Trastornos cardíacos. Úlceras varicosasVarices.
  • Sistema Nervioso/Neurología: DepresiónEstrés.

Otros:
  • Antibiótico natural para combatir numerosos hongos, bacteris y virus.
  • Cáncer, prevención de ciertos tipos.
  • Colesterol LDL o “colesterol malo”.
  • Diabetes, complicaciones de la diabetes mellitus.
  • Fortalecimiento general del cuerpo.
  • Gripe.
  • Reuma.
Datos a tener en cuenta.

Para los trastornos digestivos combina muy bien con agua, fibra, cereales integrales, pan integral, salvado de trigo, ciruelas, uva, higos, melón, sandia, melocotón,semillas de lino, hortalizas, puerrosespárragosruibarbo, miel, legumbres y aceite de oliva.

Para los trastornos nerviosos combina muy bien con: avena, germen de trigo, frutos secos, lechuga, aguacate, anacardo, guisantes, fruta de la pasión, albaricoque, polen, malta, miel, garbanzo, nuez del Brasil, jalea real, plátano y cereales integrales.

Para la diabetes combina muy bien con legumbres, verduras, cereales integrales, frutos secos, alcachofa, apio, judía verde, aguacate, cebolla, champiñón y germen de trigo.

Para los trastornos respiratorios combina muy bien con rábano, rábano rusticano, zanahoria, berro, dátil, borraja, higo, okra, miel, propóleos, naranja, mandarina, limón, pomelo, kiwi y agua.

Para el cáncer combina muy bien con mandarina, naranja, limón, pomelo, ciruela, manzana,
plátano, uva, zarzamora, fresas, cerezas, fibra, pan de centeno, remolacha roja, col, coliflor, soja, zanahoria, tomate, berenjena, pimiento verde, yogur, cebolla, ajo, perejil, brécol, rábano y aceite de oliva.

Para los trastornos de huesos y articulaciones combina muy bien con legumbres, cereales integrales, melaza, alfalfa, coco, lácteos, soja, tofu, almendras, col, germinados, mandarina, naranja, pomelo, apio, alcachofa,
pera, nabo, rábano, frutos secos, col, coliflor, germen de trigo, aceite de pescado y aceite de oliva.

Para los trastornos del sistema circulatorio combina muy bien con la uva, la nuez, la cebolla, los cereales integrales, la cebada, el centeno, la patata, el melocotón, la fresa, la calabaza, el calabacín, el mango, las legumbres, la soja, el salvado de trigo, el aceite de oliva, la fibra, la chirimoya, el guisante, el brécol, mandarina y el pomelo.

Contraindicaciones y Efectos secundarios: No son de temer. Tiene acción sobre las plaquetas lo que puede afectar a la coagulación; por lo tanto los suplementos de ajo solo deben ser pautados por personal médico.

No hay comentarios: