La enfermedad de Gilbert


La enfermedad de Gilbert es una enfermedad que afecta al hígado y se manifiesta cuando este no es capaz de eliminar eficazmente la bilirrubina , una sustancia que se produce tras la disgregación de los glóbulos rojos de la sangre. Normalmente se da una reacción química en el hígado y se excreta del cuerpo pero las personas que padecen esta enfermedadno la pueden expulsar y la acumularn en la sangre. 

El Síndrome de Gilbert es una enfermedad que afecta entre el 5 y el 10% de algunas poblaciones. 

De pasa por mutación genética hereditaria y aunque esta presente desde que se nace normalmente se detecta unos años más tarde. 

Síntomas que se pueden presentar en la enfermedad de Gilbert: 

  • ictericia 
  • fatiga
  • debilidad
  • dolor abdominal leve
  • falta de apetito
  • puede ser asintomática. 

De hecho, hay un gran porcentaje de personas que no padece síntomas y por eso resulta complicada de detectar.  Además, su sintomatología podría hacer pensar en otras enfermedades relacionadas con el hígado o el páncreas, no son síntomas específicos.

Causas

Esta enfermedad se transmite de padres a hijos porque se hereda genéticamente. Hay más riesgo de padecer la enfermedad si los dos padres son portadores. 

Sin embargo, existen otros factores que pueden hacer aumentar los niveles de bilirrubina en el cuerpo y que no se trata del gen mencionado hasta ahora. Por ejemplo si padecemos una gripe, si nos deshidratamos, si nos estresamos, el ayuno, la menstruación, la falta de suelo o hacer demasiado ejercicio.

La alimentación es fundamental en esta enfermedad y se debe mantener una dieta equilibrada en la que abunden frutas y verduras. Y está totalmente desaconsejado hacer dietas excesivamente bajas en grasas. 

Además, si padeces esta enfermedad tienes que ir haciendo comidas pequeñas durante todo el día y no hacer nunca ayuno. A no ser que tengas que hacerte una prueba médica y así te lo pida el médico, pero siempre debes advertirle de tu enfermedad antes de hacerlo.  

En cuanto al tratamiento, no hace falta ser tratado porque no supone ningún riesgo para el paciente. Sólo tendrá brfotes de ictericia de vez en cuando, sobretodo cuando esté resfriado o con gripe. Y puede remitir fácilmente con una dieta equilibrada, agua y reposo. 

1 comentario:

Tres Arándanos dijo...

No la conocía, gracias por informarnos!