A veces uno pierde la autoestima y cree que ya no puede recuperarla pero no es cierto. Vendrá de nuevo a ti si usas las palabras adecuadas. Volverás a tener autoestima para ti y ante los demás. 

Mide bien tus palabras porque son la clave del éxito en este reto que te propongo en caso que hayas perdido la autoestima. El uso de ciertas palabras puede hacer que te crees desconfianza a ti mismo o que te vengas arriba y te sientas totalmente seguro.
    Si te falta autoestima enfermarás

La falta de autoestima es cada más común en nuestra sociedad. El porcentaje es cada vez más alto. Antes de intentar buscar tu propia autoestima debes saber mantener una buena relación contigo mismo.
Hoy en día se sabe que muchas de las enfermedades que existen actualmente se deben al hecho de no gustarse, de no sentirse bien con uno mismo, de no tener una autoestima alta. El menosprecio que puedas ejercer sobre ti es la raíz de muchas enfermedades porque debilita tu sistema inmunitario. Por ejemplo, enfermedades como la hipertensión, insuficiencia cardiaca, obesidad, dolor de cabeza, colitis, gastritis, asma, enfermedades alérgicas...pueden depender de nuestra incapacidad para encontrar una buena relación con nosotros mismos, es decir, de tener una autoestima baja.

Una manera de lograr que esto no sea así es utilizando un vocabulario adecuado. Mucha gente conoce un proverbio bastante famoso que dice "Somos lo que comemos", pues lo mismo ocurre con las palabras. Se podría decir que "Somos lo que decimos". Aquello que decimos día a día es lo que nos convierte en lo que somos. Nuestras creencias, sobretodo las que se refieren a nosotros mismos, son las que "nos crean". Es decir, que cuantas más veces uses las palabras equivocadas más inseguridad te estarás creando, a parte de desconfianza y desprecio hacia ti mismo. Es por eso que tienes que volver a descubrir el camino que te lleve a tu seguridad. Debes empezar por medir tus palabras.

He elegido la foto del post no para que calles si no para que cuando tengas una frase negativa no la digas ni la pienses. En ese momento recuerda esta imagen y cambia tu frase por otra positiva.

Frases que no debes usar porque menguan tu autoestima:
- Todo es culpa mía. No se hacer nada bien!
- Siempre me pregunto : ¿seré una buena esposa ? ¿Seré una buena madre ?
- Nunca puedo decir que no y todo el mundo se aprovecha. Soy débil.
- Todo el mundo hace lo que quiere conmigo.
- Cuando mi marido/mujer me dice algo malo se me cae el mundo encima.
- Me trata mal y siempre estoy aquí para esperarle... 
- He estado seis meses buscando trabajo (o ascenso en trabajo...) y no lo consigo. Soy inútil.
- Quería controlarme y en lugar de eso me he puesto a gritar. 

¿Por qué estas frases bajan tu autoestima?
- Piensas en todos y en todo antes que en ti.
- Das demasiada importancia al pasado y al futuro y te pierdes el presente. 
- Siempre te estás enfrentando a todo y nunca te sale como quieres.
- Todo lo que haces te resulta insatisfactorio.
- Siempre quieres triunfar y cualquier pequeña derrota te hace sentir como un fracasado. 

Frases que deberías usar para aumentar tu autoestima:
- Sí, es un problema grave, pero no me moriré por ello. 
- ¿Quién soy yo ? Depende ... puedo cambiar en un instante. (Nadie es siempre la misma persona porque cambiamos según nuestras experiencias y vivencias así que si te haces esta pregunta hoy seguro la respuesta sea distinta a la que te darías si te la haces dentro de unos años). 
- ¿Para qué llorar? Me han fastidiado, pues empiezo de nuevo. (No te derrumbes porque no te ha salido alguna cosa, siempre puedes cambiar de camino y hacer otra cosa o volver a empezar. La vida es muy larga y los caminos inagotables. Si uno no va bien basta que te des cuenta y tomar otro rumbo).
- Yo haré lo máximo que pueda, después, que sea lo que Dios quiera. (A veces las cosas no salen bien y no es por que no te hayas aplicado, si no porque no podían salir de otra forma. Pero tú habrás puesto todo de tu parte para intentarlo y eso debe hacerte sentirte orgulloso)
- Mis hijos saben que siempre pueden contar conmigo. (El amor de los hijos es uno de los puntos más fuertes para lograr levantar la autoestima)