Una alidada de la mujer

La salvia es una planta que puede curar muchas enfermedades, sobretodo las que están relacionadas con la fiebre o resfriado. De ahí su nombre, que en latín significa "salvo", es decir, que sana.


Es una de las plantas más preciadas tanto por la medicina natural occidental como la medicina china o ayurvédica.

Tiene propiedades muy beneficiosas para la salud pero no por ello debemos abusar de esta planta ya que un mal uso puede llegar a ser peligroso.

Entre sus propiedades destaca por su acción en el equilibrio hormonal de menstruación y menopausia. Eso la ha convertido en una de las mejores plantas aliada de las mujeres. Este efecto se debe a los flavonoides de la salvia que ayudan a restablecer el sistema hormonal femenino.

En casos de amenorrea la salvia ayuda a aliviar los calambres y dolores que se sienten y ayuda a que baje la regla. Y no sólo actúa sobre el ciclo menstrual sino que también es beneficioso en caso de padecer síndrome de intestino irritable.

Para el dolor menstrual es bueno que hagas un masaje en la zona abdominal con 2 gotas de aceite esencial de salvia diluidas en aceite de almendras y que tomes un baño caliente añadiendo sales de baño y 5 o 6 gotas de aceite esencial de salvia.

En cuanto a la menopausia la salvia es ideal para reducir los sofocos causados por los cambios hormonales que se producen durante esta etapa. Además también  es útil en casos de retención de líquidos, dolor de cabeza (en particular los dolores causados por la menopausia ) y problemas respiratorios.

Puedes plantar la salvia en tu jardín o en una maceta en el balcón si no quieres comprarla en herbolarios . Si vas  a usar tus propias hojas debes cogerlas antes que florezca y dejarlas secar antes de tomarlas. Para prepararte el té de salvia necesitas unas 4 o 5 hojas de la planta y ponerlas en agua hirviendo durante unos cinco minutos. Luego lo cuelas, lo dejas enfriar un poco para que no queme y te lo tomas. Puedes añadirle una cucharada de miel para endulzarlo.

Recomiendo poner la cucharada de miel en casos de tos o fiebre. E incluso hacer gárgaras con el té.

Puedes usarla también para casos de indigestión.

Por su efecto hipoglucémico también es recomendable tomar salvia si padeces diabetes.

No hay comentarios: