Afronta situaciones con la posición del guerrero


La posición  del guerrero de yoga se utiliza para hacer frente a situaciones.

Por mucho que nos esmeremos a diario en conseguir un equilibrio emocional siempre puede llegar una noticia inesperada que te derrumbe emocionalmente. Por ejemplo cuando te avisan que tienes una enfermedad difícil de tratar. En este punto empiezas a hacerte preguntas de todo, estás confuso y se te cae el mundo encima. Es en estos casos de desbordamiento psicológico que uno puede hacer uso de esta posición de yoga para afrontar la situación con fuerza e intentar salir adelante. 

Es muy importante que la persona que se encuentra en una situación de este tipo sienta fuerza interna porque la fuerza y la energía de uno mismo ayudan mucho más de lo que muchas personas serían capaces de llegar a imaginar.

¿Por qué la posición del guerrero?

El guerrero se enfrenta a la situación, no huye . Tiene el valor de ser auténtico en cada momento de la vida. Hace lo que debe hacer sin temor.

En el Bhagavad-gita , Krishna explica a Arjuna que el guerrero debe actuar sin ningún interés propio. Por lo tanto, sin que la codicia ni las preocupaciones puedan alterar al resultado de sus acciones. El comportamiento del guerrero debe ser la de un observador desapegado emocionalmente. Esto es lo que le da la fuerza. Sin temor, sin implicación emocional, no hay límites.

La perfección, dice Krishna , no se consigue abandonando ni tirando la toalla.

Se trata de luchar sin esperar nada a cambio. Sí que hay un objetivo por el que luchas pero no tienes que sentir esa conexión emocional. Simplemente, luchar.

Posición del guerrero : virabhadrasana

Tienes que estar de pie y hacer un gran paso adelante con una de las dos piernas.

Inhala y flexiona la pierna que está adelanatada y al mismo tiempo sube los brazos hacia arriba.

Mira hacia delante. Tienes que tener como punto de apoyo las piernas. Aunque tengas estímulos externos debes centrarte en tu punto de apoyo. 

Notarás que las piernas se endurecen. Si pierdes la estabilidad puedes bajar un poco el cuerpo para recuperarla. 

Las cualidades de un guerrero son la valentía , lealtad , devoción y deber. Escoge ahora una de estas cualidades e intenta interiorizarla hasta que las sientas tuya. Es la mejor forma de conseguir ser un guerrero a la práctica. 

Tienes que escuchar tu interior con la cualidad que has escogido, observar tu cuerpo y sentir tu respiración. 

Primero haz este ejercicio con una pierna y luego con la otra. Sólo unos minutos en cada pierna, hasta que notes que tu respiración se acelera.  

En este momento centras tu atención en tu corazón y en el temor que  te estás tambaleando. No te rindas, cambia de pierna. Ánimo!. Esta es la esencia del guerrero que necesitas para hacer frente a los temores. 

Sigue realizando la postura del guerrero hasta que tu mente no esté ligada a tus emociones. 

Esta postura te ayuda a dialogar con tu cuerpo y centrar tu atención en él consiguiendo que puedas desconectar de tus emociones. 

No hay comentarios: